lunes, 30 de mayo de 2011

CRISTALIZACIONES DE ZINC-EL PROCESO


En esmaltes cristalinos , los cristales se forman a través de un proceso complejo que refleja las condiciones geológicas que se encuentran en los volcanes. El calor intenso permite a las moléculas moverse libremente, y se combinan. Cuando el material fundido se enfría estas moléculas se encuentran atrapadas.

El esmalte se aplica espeso para formar una capa adecuada para que las moléculas puedan viajar. A medida que el esmalte se calienta a un estado de fusión, las moléculas se mueven, se sienten atraídas las unas por las otras según sus afinidades y dependiendo del material del que estén hechas y de la temperatura de fusión y tiempo en que mantengamos la temperatura se formarán cristales de una o de otra forma.

El horno posteriormente se enfría a una velocidad controlada a temperaturas específicas para que los diferentes tipos de moléculas se unan para formar la estructura que deseemos. Si todas las condiciones son adecuadas, conseguiremos formar los cristales deseados. Nunca dos piezas formarán cristales idénticos, cada pieza será siempre única.




La técnica de las cristalizaciones juega con varios factores:
- la porcelana o material base utilizado.
- La frita – esmalte ( según el grueso y las cantidades de frita utilizadas obtendremos un tipo de cristales u otros)
- Los colorantes naturales que le pongamos ( cobalto, manganeso, rutilo, cobre etc… cada uno da un color distinto )
- La temperatura y velocidad de enfriamiento


Solo experimentando constantemente con todas estas variables podremos encontrar la forma de abrir el horno y maravillarnos con algunos cristales nuevos jugando con nuestro “volcán personal”.